Por el camino largo (Patrice Creative Studio)

Patricia Aparicio García (Vélez-Málaga, 1985) es diseñadora de moda. Su marca es Patrice Creative Studio. También es mi prima hermana. Aunque nos llevamos una década de vida, hemos estado muy unidas desde siempre. Compartimos una trayectoria de mutua identificación: por la apuesta de trabajar en lo que nos apasiona, con la sombra permanente del fracaso y de la incomprensión pendiendo sobre nosotras. Hablo de una costosa caminata que ella, ahora, en su proyecto final de estudios para la barcelonesa Escola Superior de Disseny i D’Arts Plàstiques (ES DAP) -titulado ‘Por el camino largo’-, ha traducido en una colección que apunta hacia diferentes referentes estéticos, visuales, culturales y filosóficos, por un lado; y que por otro, es en sí misma una autobiografía, con énfasis en el proceso que arranca cuando se produce la emancipación individual. Un proceso que, en su caso particular, la llevó desde su pueblo natal hasta la ciudad pop de Granada, la seriedad mediterránea de Valencia y, finalmente, hasta la Meca del diseño en todas sus vertientes: la siempre deseada Barcelona.

Por el camino largo_1

Una capa con la que empezar a soñar. Y a volar.

La primera referencia que ataca este proyecto reside, precisamente, en su título: ‘Por el camino largo’ es una canción de Le Parody incluida en ‘Hondo’ (Warner Music, New Hispanik, PONK, 2015), que Mireia Pería definió como “un ajuste de cuentas rumbero y distorsionado, que rompe en banda sonora de film de Bollywood”. Quizá se refiera a estos versos: “Tus lágrimas no mojan, niño consentido,/ que tú no has pisado el camino largo”. Con la admirable resolución de muchas artistas jóvenes, Sole Parody no tiene reparo alguno en declararse feminista y en diluir su poética en letras e historias.

Por el camino largo_5

Preparado para seguir el camino largo.

La apuesta de Patrice parte, pues, de un discurso musical potente: fue el que utilizó como pista sonora en la reciente pasarela Fortuny de Granada, donde presentó los looks ‘Por el camino largo’. Looks masculinos y unisex en los que Patrice ha desplegado su creatividad intencionadamente emocional, si bien esta creación no está exenta de un armazón intelectual: nada menos que el Erich Fromm (Frankfurt, 1900-Muralto, 1980) de ‘El miedo a la libertad’, del que la diseñadora extrae, en especial, el concepto de “vínculos primarios” que el conocido filósofo y psicoanalista judío alemán aborda, en el antes del destete metafórico del individuo; el que nos arroja definitivamente al mundo, en una búsqueda de la libertad ligada a la toma de decisiones y a la asunción de responsabilidades.

Por el camino largo_10

Peto pantalón con estampado de ONCE.

El deconstructivismo y su superposición de planos, el recorte de las formas, la ruptura de la tensión entre horizontalidad y verticalidad… en definitiva, el idilio entre arquitectura y arte, irrumpen en los modelos diseñados por Patricia, muy influidos igualmente por el street art (tanto es así que los estampados de su colección son fruto de su colaboración con ONCE). Los años ochenta recorren completamente la colección, con el revolucionario Grupo Memphis como deuda ergonómica en cuanto a la concepción de prendas tan desenfadadas como ponibles (sí, ¡existe este término en el DRAE!), ideadas para esas nuevas masculinidades que andan por las calles. Y eso que el movimiento que modeló el denominado Nuevo Diseño, liderado por el arquitecto italiano de origen austríaco Ettore Sottsass (Innsbruck, 1917-Milán, 2007), se alejó de la función, apostando por “objetos espectáculos” que se incrustarían en entornos cotidianos, expresando un divorcio con el diseño pensado de aquí a la eternidad. No poca paradoja y juego hay aquí.

Patrice bucea en su hasta-ahora a través de la memorabilia fotográfica: la diseñadora en casa de nuestra tía Pura, con apenas cuatro meses, la evolución de su propio estilismo (desde el uniforme del colegio de monjas hasta las rastas juveniles y la devoción por el moulage, con el que utiliza piezas de tela para enrollar su cuerpo), desde la línea recta hasta la experimentación textil, líquida, en un trip que camina hacia la idea del nudo, de la textura blanda de los maniquíes a pie de calle. Que somos, en definitiva, casi todos. La calle como escuela de vida en forma de trabajos precarios, de entornos académicos exigentes, de la vida rápida en la gran ciudad, de la adaptación a los cambios, situaciones, imprevistos cotidianos. Todo eso está en la obra de Patricia.

Un aprendizaje ‘Por el camino largo’ que no constituye una culminación, sino más bien, como ella misma ha dejado escrito, “un alto en el camino para echar la vista atrás”. Y seguir.

Por el camino largo_8

El alto en el camino y el abrazo del moulage.

Créditos: Álex García (vídeo), Ernesto Sampons y Pamela Rivas (fotografía), Jana Fontdevila (asistente), Cristina Canes (maquillaje) y Adrián Moya (modelo). El estilismo es de Patricia Aparicio García. La sesión tuvo lugar en la Torre Julià de Barcelona.

Te puede interesar...

1respuesta

  1. agosto 13, 2017

    […] resaltando el hecho de que los atuendos se parezcan cada vez más los unos a los otros. Como ella es diseñadora de moda, tengo que escucharla en estas cuestiones. Pienso en las pandillas de ‘Grease’ (1978), […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *